PROPENSION MARGINAL AL CONSUMO

 

4.2.- PROPENSIÓN MARGINAL AL CONSUMO

 

La propensión marginal al consumo es un método mediante el cual se puede medir en “cuanto se incrementa el consumo de una persona cuando se incrementa su renta disponible (los ingresos de los que dispone después de pagar impuestos)”

 

 

 

Formulación matemática

 

“La formulación matemática de la propensión marginal explica cuánto varía el consumo cuando varía el ingreso; siendo la fórmula la siguiente:

 

En el análisis de consumo keynesiano, se formula la siguiente expresión de consumo:

 

 

C = C0 + cYD

 

C = Consumo

C0 = Consumo autónomo o fijo.

c = Propensión marginal a consumir

YD = Ingreso disponible Y(1 − t)

(1 − c) = b = Propensión marginal a ahorrar.”

 

 

 

 

“La teoría explica que:

 

-         Si la propensión a consumir, es decir, a gastar en el consumo, es igual a 1, entonces, resulta que la persona esta gastando completamente todo ingreso que tuviere.

-         Si, por el contrario, la formula arrojara un resultado de 0, entonces, esto significaría que la persona estaría ahorrando todos los ingresos que tuviera.

-         Si la formula arroja un monto inferior a 1, entonces existe propensión al ahorro.”

 

 

 

 

 

 

PROPUESTA: LA PROPENSIÒN MARGINAL A LA INVERSIÓN

 

Esta teoría consistiría en medir la propensión que tiene la persona a invertir. Es decir, medir si la persona tiene sólo hábitos de consumo, hábitos de ahorro, o hábitos de inversión.

 

La fórmula propone que el hábito de invertir genera un aumento en el producto nacional, porque produce el movimiento y circulación del dinero, y alrededor de ella causa efectos económicos tendientes al aumento de la riqueza. Es en si un factor productivo

 

 

 

 

PROPUESTA:

Crear Núcleos que desarrollen la propensión marginal a la inversión. Para ello se deben seguir en principio con los siguientes pasos:

 

1.- Diagnóstico del porcentaje de propensión marginal a la inversión. Es decir, de lo que ganan, de los ingresos que tienen las personas, cuánto lo destinan a la inversión, y no al consumo final. Cuanto de su riqueza es “invertida”, es decir, colocada para que tenga el efecto de revertir y aumentar la riqueza. Por medio de esto se podrá saber uno de los factores fundamentales de si las personas “invierten” su dinero, o sólo lo “consumen”.

 

2.- Diagnóstico sobre si el sistema educativo enseña, promueve, la “propensión marginal a la inversión”, como curso obligatorio. Pues este es un factor fundamental para el desarrollo de una sociedad, y por lo tanto con la categoría de “interés general”.

 

3.- Crear Núcleos de propensión marginal a la Inversión.

 

 

 

 

 

PROPUESTA:

 

Utilizar en la administración pública los sistemas de cliente interno y cliente externo, con lo que se evacuaría la nomenclatura de trabajador, por lo de inversionista, o mejor denominar en vez de trabajadores al concepto de “inversionistas”, porque el Estado esta invirtiendo en ellos para aumentar la productividad. Este concepto, bastante forzado, sólo pretende interiorizar los conceptos de inversión.

 

 

 

Conclusión: El mayor efecto multiplicador, a nuestro parecer sería la propensión marginal a la inversión. 

Contacto

Az Empresas